Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2007

Libro del mes - Hija de la fortuna

Esta es la primera reseña de "libro del mes". Gracias a Dios y a los flojos del CBTIS aún estamos de vacaciones, y por eso he podido leer, lo cual me hace muy feliz =D, ahora bien, me da pena decir que sólo he podido leer 3 libros en lo que va de las vacaciones, considerando el gran tiempo libre que tenemos. Por razones de "ocupamiento pos escuela" o sea se la tarea, decidí que esto fuera "libro del mes" y no de la semana =P,así que Enero está dedicado a la autora chilena Isabel Allende, y su muy interesante título: Hija de la fortuna.


Isabel Allende - Hija de la fortuna


Un viaje desde Valparaíso, Chile hasta San Franciso, Estados Unidos.

Desde muy pequeña, Eliza summers descubrió sus dos preciados talentos: su buena memoria y buen olfato. Y el primero podemos comprobarlo ya que, con mucha vagedad recuerda el momento en que su madre postisa, Miss Rose, abria la puerta de su casa y se encontraba con una niña dentro de una caja de jabón, cubierta de una chamar…

Untitled 1

Había una vez una niña que escribia versos en la arena. Un día, un joven que paseaba por la playa observó a una chica encorbada cerca de donde rompian las olas y decidió acercarse a ver que es lo que hacia.

"Algún día, los granos de arena, como las estrellas, iluminarán a los hombres con este mensaje"

Citó la playa y los pensamientos del duo que los leía.

-¿Por qué escribes en la arena?- preguntó el joven -El mar hará que las olas rompan en la playa, justo donde has escrito, y tu mensaje será borrado por siempre.

Y la niña, encorbada como estaba, contestó:


-A primera instancia, eso sucederá, pero así como tú dices que el mar borrará el mensaje, también se llevará la arena en que se escribió, y este mar se juntará con otro que romperá sus olas en otra playa con otro mensaje, hasta que un buen día, todos nosotros, junto con la ya anciana tierra explotaremos, convirtiendonos en pequeñas partículas que se alojarán en estrellas, que iluminarán por siempre a la desaparecida humanidad.


A…

Vocesitas parte I

¿Alguna vez has escuchado que más de una voz te habla "dentro de ti"? Bueno no es que quiera aparentar algo fuera de lo normal, pero si se ponen a escuchar atentamente (funciona muy bien antes de irse a dormir) y si de veras se dejan de prejuicios de locura y extrañesa, podrán averiguar a lo que me refiero...
Todos nosotros tenemos un pensamiento, que nos dice como actuar, como comportarnos, cual es la respuesta de esa pregunta de exámen (en ocasiones por más que quieras nunca te la dice), que personas frecuentar, en fin... las decisiones que tenemos que tomar en nuestra vida para llegar a lo que es "la acción final", en la cual solo podemos creer o esperar que lo que pensamos se realize tal y como en un principio se planeó.
Pues bien, y que tal si, en vez de hacerle caso a ese supuesto "resultado final", mejor no consultamos, aunque sea una vez, a esas "vocesitas" que razonan, sienten, piensan o subentienden el problema en cuestion. A lo que qui…

Quisiera empezar esto con un hola...

Hace aproximadamente muchos años, empezé a escribir de vez en vez, poemas y pequeñas historias que pierden sentido con el tiempo, y que se suelen quedar arrumbadas en mis cuadernos y archivos de computadora, no tengo noción de cuando lo pensé, pero desde ese día he querido escribir, y así fue... No estoy muy segura de lo que una persona necesita para ser un escritor, aunque escritores somos todos, ser llamado "escritor" con todos los derechos de la palabra es un poco diferentes a autonombrarse uno, como lo veo, un escritor es aquel que ha logrado que su pensamiento trascienda, a pesar del de otros, pero yo quiero aclarar, no busco nada con poner de vez en vez una que otra de las historias nunca acabadas y de los poemas siempre terminados que varias veces a la semana invento. Pues bien, como les decia, un escritor hecho y derecho, en su mayoría, es aclamado por su obra e ideas, pues bien, dudo verdaderamente, sin atribuirlo a falta de autoestima, que yo llegue a tanto, sin pe…