Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2013

¿Cuál será la casualidad que nos permita reencontrarnos?

So pretexto de lejanía,
hay una constante, que sin falta se repite. Vibra bajo tus pies, en el camino hacia la oficina, que con su conjuro enajenador, te hace olvidar las cotidianidades.
Silba en el aire, contaminado por cierto, de tanta modernidad e industrialización.
Se comenta en las curules políticas, oculto, ya sabes, por su gran poder de revolución.
Y se manifiesta en los ojos de las amistades, quienes en su propia agonía, sólo se retraen.
Mas en las oscuras noches de una ciudad que apenas duerme, y que en contadas ocasiones deja dormir, se presenta como insomnio.
Te penetra al iniciar un suspiro,recorre tu espina dorsal como escalofrío,  y termina hasta tu voz, siendo un susurro casi inaudible.
Es sólo hasta tus sueños, que te da la mano como cordial visita. Se acerca a tu oído, contándote historias, y en una de esas, reveladoras verdades.
Se despide con una sonrisa, se da la vuelta, te ve de reojo y te promete volverse a encontrar.
Vibra bajo tus ojos, en gotas que te escarch…

Om

Vi tu rostro a contraluz.

El vitral reflejaba luces azules y amarillas en todo tu cuerpo, y aunque parecían muy alegres jugando con tu presencia, tú te veías apagada. ¿Por qué?

-¿Qué te molesta?- Te pregunté.
-Nada- Fue casi un susurro, y en un acto de rebeldía, me viste directamente a los ojos.

No soy adivino, y no puedo leer tus pensamientos, pero sé que te sentías profundamente decepcionada.

Tampoco soy muy bueno con las palabras, yo soy de esos que no sabe decir lo que piensa, y a veces, tampoco lo que siente, sin embargo, las palabras escritas me fueron dadas en retribución.

Para ti, que lees esto:

Nuestros cuerpos vibran a cierta frecuencia con respecto a los otros cuerpos, esta es una ley universal, y es lo que nos da la esencia de vida. Esas vibraciones se ven afectadas por todo lo que nos rodea, y por consiguiente, lo que nos produce en el alma.

Ayer vi como tu alma se sentía apagada, triste, lamentando sin saber que lamentar.

Y digo tu alma, porque eres buena escondiendo lo…

Un poquito de ti

La vida hoy me muestra sus colores, pues eres única entre todos mis amores
Dame un poquito de ti para poder vivir, dame un poquito de ti para sobrevivir

Barreras

Estoy enojada, hay personas que me hacen sentir así a veces.

Yo no demuestro lo que siento la mayor parte del tiempo, o tal vez sí, pero a mi manera.

Pero cuando quiero expresar mi cariño y se me niega esa oportunidad, en verdad me encabrona.

Me encabrona que no aprecien ese sentimiento, porque en verdad es un gran esfuerzo para mi, implica dejar caer barreras que por años he construido y haciendo solidas.

Cada vez que me pasa, hago la barrera más alta y más fuerte para que quien quiera traspasarla, le sea casi imposible.