Ir al contenido principal

Vocesitas parte I

¿Alguna vez has escuchado que más de una voz te habla "dentro de ti"? Bueno no es que quiera aparentar algo fuera de lo normal, pero si se ponen a escuchar atentamente (funciona muy bien antes de irse a dormir) y si de veras se dejan de prejuicios de locura y extrañesa, podrán averiguar a lo que me refiero...
Todos nosotros tenemos un pensamiento, que nos dice como actuar, como comportarnos, cual es la respuesta de esa pregunta de exámen (en ocasiones por más que quieras nunca te la dice), que personas frecuentar, en fin... las decisiones que tenemos que tomar en nuestra vida para llegar a lo que es "la acción final", en la cual solo podemos creer o esperar que lo que pensamos se realize tal y como en un principio se planeó.
Pues bien, y que tal si, en vez de hacerle caso a ese supuesto "resultado final", mejor no consultamos, aunque sea una vez, a esas "vocesitas" que razonan, sienten, piensan o subentienden el problema en cuestion. A lo que quiero llegar es que, no deberiamos fiarnos siempre de que lo que creemos es correcto porque así nos lo dicta la conciencia, si no que habría que hacernos de vez en cuando caso, en ciertas eventualidades, a los que realmente se especializan en cada situación.
Al hacer mensión de unas de estas "vocesitas" quise citar las que, al menos en mi, reconosco como tales, que son: sentimientos (y que en inumerables ocasiones lo nombran corazón), razón (que es total y pura lógica, sin nada externo que pudiese influenciarla), subconciente (aunque mucha gente lo ponga en una estima muy alta, puede que esto solo sea el vostezo o el residuo que pasamos aparentemente sin importancia en los "resultados finales") y el pensamiento o "resultado final" que puede ser, hasta casi totalmente su punto, el conjunto de los anteriores, pero con ansia de descubrimiento y aprendizaje, para así poder sobrevivir.
Cada uno da su punto de vista, cada uno procesa las situaciones y da su "semi-resultado" para así conjuntarlo al "resultado final". Pero tal vez no nos damos cuenta que, alguno de estos encargados de procesar el "semi-resultado" es acallado por el deseo de prevalecer de alguno de los otros, interviniendo en el verdadero "resultado final" y modificando el curso de "la acción final"... cayendo en cuenta de que eso que estubimos deseando nos salió algo o totalmente diferente a lo esperado.
En pocas palabras: el poco conocimiento de nostros mismos, la falta de entendimiendo de nuestros deseos y el miedo a querer lo que realmente queremos y lograr alcanzarlo nos hace que bloquemos las verdaderas vías que se presentan, en cada individuo, para llegar al "resultado final" y por ende a la única, verdadera y casi inexistente "acción final..."
Bueno, esto es algo que me he estado planteando desde hace unas semanas, examinando a fondo y dejandome llevar un tanto más por pensamientos que pedian de favor no salir...este es uno de los temas que más me agrada y con el tiempo iré explicandoles A MI MODO, como es que no escuchar todo lo que tú mismo te tienes que decir, puede afectar a las "acciones finales", tanto tuyas como las de otros... y el pequeño subconciente no puede trabajar.
by aLe - ×

Comentarios

Fernando dijo…
pues si esas voces las oye uno siempre antes de dormir ( o cuando se sueña despierto) y normalmente tienen la razon, gracias a ellas he tenido muchas buenas ideas.

PD. muy buena la entrada Ale
Chema dijo…
hmm... todo influye... solo tienes que saber tomar tus decisiones sin importar las de los demas y hasta las tuyas... todo termina por ser una decision, la cual es tuya desde el principio.

Creo que necesitaria escuchar (leer) mas acerca de lo que piensas para en verdad entender el asunto... pero creo que entiendo...

Entradas más populares de este blog

Pobre plutón...

Un poco tarde hacer referencia a nuestro antiguo 9° planeta pero no por eso menos importante. Yo sigo contando como planeta a Plutón aquí ♥, Ja ja =P



Devian Art

=O

Miren esto...





Enrique Bunbury - Músico Sirius Black - Harry potter Bunbury... este es tu futuro

El 20

Cuando a tus 23 te cae el 20, de entender que las cosas las tienes que hacer por ti, para ti, con tú trabajo. Que eres tú quién te saca adelante y nadie más. Sé siente bonito entender que tienes la capacidad para hacerlo.